Antoni Fernández Cladera

(+34) 871 96 77 00 toninatura@ono.com

Homeopatía

HOMEOPATIA1

HOMEOPATIA2 foto homeopatia 1

¿QUÉ ES LA HOMEOPATÍA?

La homeopatía fue desarrollada por el médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843) a finales del siglo XVIII.

Su práctica se basa en los principios de “lo semejante se cura con lo semejante”, mediante los principios de dilución y dinamización, es decir que consiste en tratar las afecciones administrando a la persona pequeñas dosis (la mínima efectiva en cada caso) de aquellas sustancias que, en dosis mayores, producirían a una persona sana, síntomas iguales o similares a los que se pretende combatir.

El Dr. Hahnemann, achacaba el origen de la enfermedad, a una alteración de la fuerza vital del individuo, y defendía que las enfermedades tienen unas características específicas asociadas a las características propias de la persona que las padece, de ahí que el objetivo que persigue el homeópata, es administrar una dosis mínima al paciente, con el objeto de activar las defensas propias de su organismo, y mejorar su capacidad de lucha frente a la enfermedad .

¿PARA QUÉ SE UTILIZA LA HOMEOPATÍA?

Según los expertos, la homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto disfunciones agudas como crónicas, en dolores en general, en infecciones crónicas etc…

En las enfermedades crónicas, el objetivo es ir más allá del alivio sintomático, buscando ayudar a la persona a restablecer de una forma global su equilibrio natural. Muy a menudo, una persona puede presentar una gran variedad de síntomas o condiciones, con modalidades de mejoría o agravación, los cuales se pueden tratar con un único medicamento, y esta es una característica única de los remedios homeopáticos.

Además, los medicamentos homeopáticos tienen la ventaja de que en general, no presentan contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes, relacionados con la toma del medicamento, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de personas, incluso niños, embarazadas y personas polimedicadas.

Según el caso estos medicamentos se utilizan solos, o junto a otros tratamientos, sobre todo en disfunciones crónicas, por lo que asociados a los medicamentos convencionales, permite en muchos casos, reducir la medicación convencional y sus efectos secundarios.