Antoni Fernández Cladera

(+34) 871 96 77 00 toninatura@ono.com

Kinesiología

La kinesiología procede del griego “kinesis”, que significa movimiento, por tanto se puede definir como estudio del movimiento. Esta disciplina considera que mente y cuerpo están correlacionados, por lo tanto el hecho de cuidar a uno, beneficiará también al otro. Mediante la utilización de un test muscular cualitativo y el lenguaje corporal como referencia, se puede mejorar, integrar y relacionar aspectos físicos, nutricionales, emocionales, mentales y energéticos de la persona, es decir, que mediante la evaluación del tono muscular y los distintos movimientos de la persona, se puede identificar en qué zona del cuerpo se encuentra el problema que produce un desequilibrio al paciente, influyendo negativamente sobre su bienestar físico o emocional. Todo ello ocurre, gracias a que los músculos están relacionados con distintos órganos y funciones del cuerpo humano, y su respuesta no será adecuada si el sistema que lo alimenta ( nervioso, sanguíneo, linfático etc..) está bloqueado o sufre estrés.

La kinesiología reconoce que hay flujos de energía en el cuerpo, que relacionan los músculos, tejidos y órganos para hacer del cuerpo un ser vivo, con sentidos y sentimientos. Estos flujos de energía se pueden evaluar, comprobando el funcionamiento de los músculos, que a su vez reflejan el estado general del cuerpo, en su equilibrio estructural, químico y emocional. Debido a eso, la Kinesiología está estrechamente ligada al concepto del flujo de energía de acupuntura.

Desde su nacimiento en los años 60 con la denominada “kinesiología Aplicada”, ha evolucionado mucho más allá de ser una terapia refleja, o como un simple complemento de diagnóstico. En muchos países es una profesión reconocida, así como uno de los principales sistemas utilizados en las terapias manuales y en la denominada “psicología energética”.

KINESIOLOGIA1 KINESIOLOGIA2