Antoni Fernández Cladera

(+34) 871 96 77 00 toninatura@ono.com

Quiropraxia

     ¿QUÉ ES LA QUIROPRAXIA?

La quiropraxia o quiropráctica fue desarrollada en Iowa, (Estados Unidos) en el año 1895 por Daniel David Palmer, quien solucionó mediante lo que se conoce como un ajuste vertebral, la sordera a un conserje local, que había perdido la audición después de un accidente. Palmer había analizado la columna del conserje, y después de ver que una de las vértebras estaba desplazada, la corrigió y este volvió a oír. A partir de ese momento, debido a ese descubrimiento empezaron una cadena de investigaciones en EEUU , sobre la relación de la columna con el sistema nervioso, y sus efectos en todas las funciones del cuerpo, las cuales dieron lugar al nacimiento de la quiropráctica.

Palmer fundó el Palmer College of Chiropractic en 1897, siendo la primera de las muchas universidades que existen hoy en el mundo, la mayoría en Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Francia, etc. Posteriormente su hijo B.J. Palmer ampliaría mucho los conocimientos de su padre. Hoy día, la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece que la quiropráctica es segura y efectiva para la prevención y solución a muchos problemas de salud, siempre que el quiropráctico realice el ajuste de una forma correcta. Asimismo la OMS, mantiene que la quiropráctica es una ciencia de la salud que estudia los problemas de la columna vertebral, sus efectos sobre el sistema nervioso, el cual controla las funciones sobre los órganos, tejidos, glándulas, etc…y todo ello gracias a la comunicación que éste mantiene con el cerebro, por tanto el objetivo de la quiropráctica es equilibrar el funcionamiento dicho sistema nervioso, para que el cuerpo pueda recuperar todas sus funciones.

Para lograr este equilibrio, se detectan las posibles subluxaciones, es decir una vértebra mal alineada o desplazada el cual pinza un nervio, ocasionando una interferencia entre la comunicación del cerebro y el resto del cuerpo. Estas subluxaciones pueden estar ocasionadas por malas posturas, caídas, estrés, lesiones deportivas, accidentes, alimentación pobre, problemas emocionales y otros.

La forma de corregir una subluxación, es mediante el ajuste quiropráctica, el cual se realiza por medio de una presión local muy rápida, y con una fuerza determinada, restituyendo la movilidad de la vértebra y devolviendo la capacidad transmisora al sistema nervioso, recuperando la disfunción de la zona afectada del organismo, pues como se ha dicho antes, el pinzamiento de un nervio interfiere negativamente en el funcionamiento del sistema nervioso, perjudicando la salud en general.

Resumiendo, podemos decir que la quiropráctica corrige la subluxación vertebral, devolviendo la integridad al sistema nervioso, y la capacidad total de auto-recuperación a nuestro organismo.

La quiropráctica no está limitada a personas con determinadas condiciones, sino que es aplicable a todos los individuos, sin importar síntomas, condición física o psíquica y edad, ya que puede ser aplicable tanto a niños, adultos y personas mayores.

Además ésta técnica, se puede aplicar en la prevención de multitud de disfunciones, puesto que busca fortalecer los poderes de resistencia de la persona, y por tanto compensar la predisposición a enfermar.

El Centro de Profisiología Toni Fernández, está dotado del personal cualificado para esta técnica, así como de la más avanzada tecnología para detectar cualquier trastorno relacionado con su columna vertebral,  las repercusiones sobre el  sistema nervioso, y poder solventarlo para mejorar su calidad de vida.

     QUIROPRAXIA Y DEPORTE

Dentro del mundo del deporte, y con la práctica o no intensiva del mismo, los atletas sufren un cierto número de lesiones a lo largo de su vida. Después de haberse recuperado de esas lesiones, en algunos casos, las lesiones participan en el desarrollo de subluxaciones, tanto a nivel vertebral, como en otras zonas del cuerpo, y con el efecto acumulativo de esas lesiones, se produce una disminución progresiva del rendimiento físico deportivo.

En tal caso, el quiropráctico puede ser de una ayuda inestimada, tanto para la pronta recuperación, como en la prevención de lesiones deportivas, pues en una columna que disponga las vértebras en su sitio, será más difícil que se produzca una lesión.

QUIROPRAXIA Y TRABAJO

En la vida laboral, informáticos, amas de casa, albañiles, fontaneros etc…sabemos que nuestro cuerpo es la más importante herramienta de trabajo, pues si éste está mal, el rendimiento no será el mismo. Estudios realizados, indican que para que el cuerpo esté en las máximas condiciones de salud, son miles los que cada día acuden a su quiropráctico, tanto para mantener su vitalidad general del organismo, como para recuperarse de un problema particular.

QUIROPRAXIA Y LOS NIÑOS

En cuanto a los niños, la quiropráctica resulta de vital importancia por multitud de razones: mientras el niño está creciendo, las células nerviosas irán organizando y dirigiendo su crecimiento, y la columna vertebral es el árbol de vida que protege esa función del sistema nervioso, y aunque su columna sea muy resistente, puede verse expuesta a ciertas tensiones, posturas y traumas, que irán formando una subluxación vertebral, sin olvidad las caídas diarias, que aunque no parezcan importantes, con el tiempo pueden participar en la formación de subluxaciones.

Asimismo,  afectan a la columna del niño, las pesadas mochilas que deben cargar a diario para ir al colegio, las malas posturas, el estrés mental a que están sometidos hoy en día, el deporte etc… de ahí que en la vida del niño deberían ser integradas, revisiones periódicas, con el objeto de realizar los ajustes precisos en el caso que fuera necesario, ya que la quiropráctica es un medio idóneo para cuidar la salud del niño en todas las fases de su crecimiento, con el objeto de prevenir lesiones futuras o por lo menos evitar la mayoría de ellas, y así contribuir en un incremento del equilibrio óseo hasta la edad adulta.